¿Qué es un ERP y qué características mínimas debe tener?

¿Qué es un ERP y qué características mínimas debe tener?

  • Categoría de la entrada:Novedades

A raíz de la creciente globalización de la economía, la internacionalización de los mercados y la rapidez del cambio tecnológico, se han traído a escena nuevas soluciones como los sistema ERP.

Actualmente, el uso generalizado de software para empresas ha convertido al programa ERP en la piedra angular de todo tipo de negocio. Su adaptabilidad y sus funciones son solo dos de sus características más destacadas. Pero antes de explicarlas, es clave decir en qué consiste y entender cómo un sistema ERP puede ayudar a mejorar los resultados de una empresa.

En términos generales, un sistema ERP (Enterprise Resource Planning / Planificador de Recursos Empresariales) es una aplicación de gestión, que maneja todos los procesos de negocio de una empresa. El mismo permite en cualquier momento un acceso y una gestión integral de toda la información corporativa.

Explore algunos consejos para trabajar desde casa

De acuerdo a sus usos y aplicaciones, la diferencia principal entre un sistema ERP y otros sistemas de gestión, es que un ERP sí integra todos los aspectos necesarios para el funcionamiento de los procesos de negocio de una empresa: almacen, pedido, ventas, compras, ofertas, contabilidad, producción, gestión de proyectos, etc.

Características de un ERP

Funcionalidad

La funcionalidad es la capacidad del software para proveer la resolución de requerimientos expresados como necesidades del usuario. En principio, lo que se busca es que la empresa cumpla con lo siguiente:

  • Precisión
  • Adecuación
  • Interoperabilidad
  • Seguridad

Usabilidad o facilidad de uso

La facilidad de uso es la capacidad del software para que los usuarios lo aprendan, utilicen y les resulte atractivo cuando se utiliza en condiciones específicas. La facilidad de uso incluye tres sub-características:

  • Comprensión
  • Aprendizaje
  • Operabilidad

Eficiencia

La eficiencia se refiere a la capacidad de un sistema para proporcionar un determinado rendimiento en relación con los recursos utilizados, bajo condiciones establecidas. En ese sentido, se tienen en cuenta los siguientes rasgos:

  • Comportamiento
  • Utilización de recursos
  • Cumplimiento

Y lo más importante: Que sean integrales, modulares, adaptables

Cada empresa maneja sus propios procesos, estándares y parámetros. Por eso los sistemas ERP deben poder adaptarse a cada necesidad por medio de la configuración de los procesos empresariales acordes a:

  • Procesos financieros
  • Administración de recursos humanos
  • Gestión de cadena de suministros
  • Procesos de manufactura
  • Servicios al cliente

El sistema ERP es un conjunto de modelos funcionales con módulos, cada uno de los cuáles tiene sus propias funciones. Esto con el fin de realizar una función en particular, que necesita que los datos se puedan intercambiar entre  módulos o con aplicaciones externas.

¿Por qué su negocio necesita un ERP para crecer?

Igualmente, la modularidad del sistema ERP sirve para intercambiar datos entre sí y con las demás aplicaciones.

La gestión y control de estos procesos deben estar integrados en la solución ERP, de manera que la información no se duplique y los procesos sean realizados de la manera más eficientemente posible conociendo en todo momento su trazabilidad.

En conclusión, un sistema ERP comprende funciones transversales que no se pueden encapsular en otros los sistemas de información, como la sincronización de datos, normalización, la complejidad y la modularidad del sistema.

Recuerde que con Sinfo podrá construir páginas web, publicar productos y vender en línea, asegurando documentos con una firma digital propia. No espere más, conozca nuestros planes y ¡súmese a la transformación digital del país!

Además, recuerde que puede agendar una demostración sin ningún compromiso de SINFO con uno de nuestros expertos.

Quiero solicitar una demostración